* Terapias

Más Información

Productos más vistos

TAROT ENERGÍA VIOLETA

CONSTELACIÓN FAMILIAR - Terapia

CONSTELACIÓN FAMILIAR - Terapia

Nuevo producto

Terapia de Sanación de Constelaciones Familliares Cuánticas con o sin muñecos en cualquier modalidad: por vídeo-conferencia o presencial.

Más detalles

90,00 € impuestos inc.

  • A Distancia
  • PRESENCIAL. Realizar compra on-line de 0€ para RESERVAR plaza.

Información

Terapia de Sanación de Constelaciones Familliares Cuánticas con o sin muñecos,
dependerá de la persona o de lo que requiera el o la paciente. 

En principio nos prepararemos para una sesión sin muñecos y añadiremos los muñecos en caso de ser necesario. 

“Permanecer en el amor significa que todo es amado tal como es,que todo es acogido por el alma tal y como es.” Bert Hellinger

Bert Hellinger

¿QUÉ ES UNA CONSTELACIÓN FAMILIAR CUÁNTICA?

Las Nuevas Constelaciones Familiares se basan en una filosofía que desarrollo Bert Hellinguer (teólogo y espiritualista alemán) la Filosofía Sistémica fundamentada en las leyes básicas de los Órdenes del Amor. Luego, la psicóloga Brigitte Champetier de Ribes (Directora de Insconfa, y una de mis súper maestras en este camino) tomó ese conocimiento y lo siguió desarrollando hasta llegar a las actuales Constelaciones Familiares Cuánticas. 

Las Leyes del Amor, son leyes naturales que tienden a generar orden en las relaciones. Un orden a partir del cual el amor puede fluir a través de sus miembros. La transgresión de estos órdenes será origen de conflictos, y discordancias internas que pueden llegar a manifestarse como distintas patologías psíquicas y físicas.

Se trata de una filosofía de vida, no es un método ni una técnica, es una manera de vivir basada en una premisa: “asentir a todo como es y a todos como son”, aunque a veces no se entienda o hasta duela lo que está sucediendo. Parten de la base de que “todo lo que rechazamos crece y todo lo que asumimos e integramos, se desvanece o pierde la fuerza que ejercía hasta ese momento”. 

Según esta corriente, todo es energía, por lo cual todo es constelable. Existe un orden mayor y el amor llega desde nuestros ancestros a través de la manifestación de la vida. Cuando bloqueamos ese flujo de energía, las cosas empiezan a complicarse. Muchas de las cosas que suceden o no suceden en la vida, pese a los esfuerzos y compromiso de la persona en cambiar, no tienen que ver la misma sino con que se encuentra intrincada con sus ancestros. A través de las Constelaciones Cuánticas, se propone rendirse a las fuerzas que hacen que el amor sea posible, amor que es sinónimo de vitalidad, de vida y energía.

El sistema familiar humano se comporta como un sistema orgánico y regido por leyes físicas. Y éste, conoce las etapas del Alma desde antes de nacer hasta su partida: etapas desde que deja el cuerpo físico hasta la reencarnación.

Además, pueden tener algún vínculo algunas personas muy cercanas al sistema familiar o incluso parejas que tuvieron nuestros antecesores anteriores a nuestra línea de sangre. 

En la medida en la que se van liberando traumas, bloqueos, y demás: vas viendo cómo se van "moviendo" cosas dentro de tu vida y se van acomodando. Es muy curioso si nos ponemos a mentalizar, pero simplemente es porque se mueve a unos niveles profundos.

Nuestros ancestros no tenían medios para sanarse como hoy tenemos: liberar a nuestro sistema familiar, nos desbloquea a nosotros y provoca que no transmitamos esa carga a nuestros hijos y descendientes. 

¿Que trabajamos con las Constelaciones Cuánticas?

  • Las ataduras del pasado familiar que influencian nuestros sentimientos, deseos, comportamientos, reacciones y enfermedades.

  • Los vínculos invisibles de amor que generamos en nuestras vidas y que pueden crear limitaciones o malestares crónicos afectando nuestra salud.

  • Las necesidades inconscientes de compensar las desgracias y culpas no asumidas por nuestros ancestros.

  • Las ataduras a nuestros ancestros olvidados, que mientras permanezcan olvidados, no seremos capaces de sacar el máximo provecho de nuestra vida.

Trabajo de Constelación Familiar en la escuela de Brigitte Champetier.

Para ser Especialista constelador se necesita una formación mínima de tres años y medio y con una formación activa.
Y para ser Formador prácticamente el doble de tiempo con una formación activa.
Lo que hace básicamente al constelador es la experiencnia continuada
y la constante sanación que hace con él mismo y en las prácticas con los compañeros.

¿El consultante puede constelar a sus padres y/o hijos?

A sus padres no, es una falta de respeto. Existen jerarquías que merecen honra, aún con padres difíciles, ellos fueron los mejores para nosotros porque sin ellos nosotros no seríamos. Entonces, podemos constelarnos a nosotros mismos, y en cuanto nos movemos todo se mueve.

Con respecto a los hijos, sí se puede, siempre que sean menores de edad porque cuando son autónomos ellos mismos pueden hacerlo. Los padres y abuelos deben constelar a los niños, porque los niños se ofrecen por amor incondicional a sus mayores. Los niños no tienen conflictos ni enfermedades propias, ellos son puro amor, cuando hay problemas con los niños debemos mirar a sus padres. Existen también otras situaciones MUY EXCEPCIONALES en las que tenemos permiso para constelar a alguno de nuestros familiares. 

“A lo largo de nuestra vida podemos observar que todas las situaciones, emociones, sentimientos tienen un ciclo, cuando alguno de estos queda inconcluso o bien esto va pesando sobre nosotros o si nos morimos con ese asunto sin terminar, un descendiente va a tener que intentar vivirlo para poder resolverlo.” Brigitte Champettier de Ribes

"Nadie se puede sustraer a las Leyes del Sistema Familiar." Brigitte Champetier

Constelaciones Familiares con Muñecos

NOTAS: 

  • No requiere contacto físico ni administración de sustancias o medicamentos.
  • Puede realizarse en cualquier circunstancia y lugar, tanto de manera presencial como a distancia. Gracias a ello, suele decirse que la Sanación Energética Multidimensional es “la medicina del futuro practicada en el presente”.
  • No subsituye ningún tratamiento médico.

Comentarios

Haga clic aquí para dejar un comentario